922 291 299 
  Cita previa online 
Su elección con respecto a las cookies en este sitio.
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Puede consultar la información sobre el uso de las cookies en "Información".
Si cierra esta ventana pulsando en "Aceptar", consiente la utilización de las cookies de este sitio web, en caso contrario no acepte esta ventana y cese la visita al sitio web.
15
05
2015

Remedios Caseros Para La Halitosis


Se estima que el 90 % de los casos de halitosis son causados por problemas a nivel oral, por ello lo primero es tratar de detectar su origen. Así que, hay que empezar por mejorar los hábitos de higiene, cepillarse los dientes, encías y lengua después de cada comida, y emplear también el hilo dental y el colutorio para alcanzar las zonas que no son accesibles con el cepillo. Es necesario, además, visitar al dentista con regularidad, al menos una vez al año, para prevenir las caries u otras afecciones dentales y para eliminar el sarro.

 

A continuación vamos a conocer una serie de remedios caseros para combatir la halitosis que nos serán muy útiles.

Remedios caseros para combatir la halitosis | ¡Acaba con el mal aliento!

  • Después de cada comida, mastica un trozo de limón (con cáscara) durante unos minutos.
  • Si no tienes la posibilidad de cepillarte los dientes tras la comida, al menos enjuágate la boca con agua, y masca después chicle sin azúcar.
  • Toma de vez en cuando caramelos de menta (sin azúcar).
  • No permanezcas mucho tiempo sin ingerir algún alimento; entre comidas puedes comer una manzana o una zanahoria.
  • Prepara una infusión, hirviendo durante diez minutos una cucharada de hierbabuena en una taza de agua, y tómala después de comer.
  • Al cepillar los dientes, no olvidar que también se deben cepillar las encías y la lengua, y reemplazar el cepillo una vez cada mes o mes y medio.
  • Masca unas ramas de apio de vez en cuando; el apio refresca la boca y combate el mal aliento.
  • Además del perejil, hay otras muchas hierbas cuyas propiedades aromáticas las hacen idóneas para evitar la halitosis, como la menta, el eucalipto, el tomillo, la salvia o el romero. Puedes hacer infusiones hirviéndolas durante 15 minutos (una cucharada pequeña de cada una en una taza de agua) o masticar directamente algunas hojas.
  • Si el mal aliento se debe a problemas digestivos, puedes emplear semillas de cardamomo (masticarlas lentamente después de la comida limpia la boca y elimina el mal olor de otros alimentos, aunque su sabor es bastante fuerte) o infusiones de hierbas digestivas como el hinojo, el poleo, el anís o la manzanilla.

Tal y como hemos podido ver estamos ante una serie de consejos realmente sencillos y que la práctica de los mismos no nos supondrá ningún problema. Sin embargo existen otras alternativas que nos serán de gran utilidad en nuestra particular lucha para acabar con la halitosis y en este sentido hay que hablar de la importancia de practicar una rutina completa relacionada con la higiene dental puesto que la principal causa del mal aliento son los restos de alimentos en proceso de descomposición.

Retirar estas partículas de alimentos es indispensable para gozar de un aliento fresco y saludable, siendo el cepillado dental el proceso que tendremos que llevar a cabo después de cada comida para conseguir este objetivo, además es necesario el uso del hilo dental para conseguir eliminar aquellos restos que se alojan en los espacios interdentarios. Uno de los problemas más habituales entre nuestros pacientes es que son muchos los que no limpian la totalidad de la boca a través del cepillado puesto que no solamente es necesario cepillar los dientes sino que además hay que limpiar el resto de tejidos orales como por ejemplo las encías o la lengua, este último tejido es indispensable para evitar la halitosis ya que en la lengua se alojan numerosos restos de comida y bacterias que causarán el mal olor.


Atrás