922 291 299 
  Cita previa online 
Su elección con respecto a las cookies en este sitio.
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Puede consultar la información sobre el uso de las cookies en "Información".
Si cierra esta ventana pulsando en "Aceptar", consiente la utilización de las cookies de este sitio web, en caso contrario no acepte esta ventana y cese la visita al sitio web.
03
07
2014

Las implicaciones dentales de ser fumador


Todo el mundo sabe que el hecho de fumar provoca unas feas manchas blancas en los dientes y provoca un mal aliento muy notable. Ciertamente la nicotina no es el mejor amigo de tu boca, pero no solo por estos efectos digamos “estéticos”, sino porqué según se ha demostrado fumar es una de las causas principales del desarrollo y la progresión de la enfermedad periodontal.

¿Cómo afecta el tabaco a tus dientes?

De modo que si eres fumador y te preocupan tus dientes, quizá estés pensando en dejar de fumar. En este artículo no vamos a darte la llave milagrosa para que dejes esté vicio tan nocivo, pero si quieres saber exactamente por qué fumar es malo para tus dientes, sigue leyendo.

La enfermedad periodontal empieza cuando ciertas bacterias migran por debajo de la línea de la encía hacía la raíz del diente. Lo que solo empieza como una infección menor, la gingivitis, puede terminar afectando muy negativamente tu físico y tu vida social. El hecho de fumar disminuye el flujo sanguíneo de la boca y agota los nutrientes del cuerpo, ayudando a los tres apartados de la enfermedad periodontal:

Muchos fumadores admiten que están avergonzados de la decoloración de sus dientes, o que han desarrollado una mayor sensibilidad oral. Estos problemas pueden agravar el desarrollo de problemas periodontales si estos pacientes dejan de asistir a sus visitas con la clínica dental para recibir ayuda de profesionales.

Una investigación americana del “Center for Disease Control” (Centro para el control de enfermedades) reportó que la pérdida de dientes afecta en mayor medida a las personas fumadores. Apunto que entre las personas fumadoras de más de 65 años, el 41,3% pierde alguno de sus dientes, mientras que en la población no fumadora de la misma franja de edad el porcentaje se reduce a un 20%. Así pues, fumar dobla las posibilidades de perder algún diente en el futuro.

Si no estás listo para dejar de fumar, nuestros dentistas pueden ayudarte a mantener la boca tan limpia como sea posible así como reducir el riesgo de sufrir enfermedad periodontal. Si te dejas ayudar de manera precoz mediante limpiezas orales te ahorrarás procedimientos quirúrgicos.

Déjanos ayudarte a frenar la enfermedad periodontal que sufres para mantener tus dientes.


Atrás