922 291 299 
  Cita previa online 
Su elección con respecto a las cookies en este sitio.
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Puede consultar la información sobre el uso de las cookies en "Información".
Si cierra esta ventana pulsando en "Aceptar", consiente la utilización de las cookies de este sitio web, en caso contrario no acepte esta ventana y cese la visita al sitio web.
08
05
2015

Estrés y Dolor de dientes


El estrés generalmente ocurre en situaciones que las personas consideran difíciles o inmanejable. Sus efectos pueden llegar incluso a cavidad oral donde hay una relación entre el estrés y dolor de dientes.

El estrés provoca que la persona apriete o rechine los dientes para vencer el nerviosismo.

El rechinar o apretar los dientes (bruxismo) provoca una serie de consecuencias en la boca que hace que las personas después tengan que ir al dentista con molestias en la mandíbula (ATM) y con dientes desgastados.

La ansiedad, el nerviosismo y el estrés a que estamos sometidos constantemente en la sociedad en la que vivimos hace que un gran porcentaje de españoles apriete los dientes y sufra las consecuencias del bruxismo.

El estrés hace que las personas aprieten los dientes mientras duermen y no se den cuenta.

El estrés y el dolor de dientes están estrictamente relacionados, ya que en las situaciones de estrés las personas aprietan los dientes (bruxismo), lo que provoca dolor de muelas o molestias en los dientes, cara, dolor de cabeza y de cervicales.

Para paliar los efectos del estrés en la cavidad oral se recomienda realizar la férula de descarga.

Cuando aprietas y frotas los maxilares uno contra el otro demasiadas veces se provoca desgaste, grietas y fracturas en los dientes.


Atrás