Garantizar una buena salud bucodental a pacientes en tratamiento oncológico para cáncer de mama es esencial para su bienestar

¿CÓMO AFECTA EL CÁNCER DE MAMA A LA SALUD BUCODENTAL?

Los efectos secundarios en la boca y los dientes causados por los tratamientos contra el cáncer de mama pueden ser:

  • QUIMIOTERAPIA

Los efectos secundarios de la quimioterapia pueden incluir llagas en la boca, caries, infecciones, dolor a las encías, escozor o descamación de la lengua y alteración del gusto.

Hay que avisar a su dentista si está a punto de empezar el tratamiento de quimioterapia para que pueda:

  1. Detectar cualquier posible fuente potencial de infección o irritación y tratarla a tiempo
  2. Determinar si hace falta o no retirar la ortodoncia fija antes del tratamiento
  • RADIOTERAPIA

Tanto la quimioterapia como la radioterapia afectan a las encías incrementando el riesgo de sufrir caries, infecciones bacterianas y virales, hongos, cambios en el gusto, mucositis oral y reducción del nivel de saliva.

  • HORMONOTERAPIA

Los tratamientos de hormonoterapia pueden causar efectos secundarios como dolor óseo o articular.

  • BIFOSFONATOS, MEDICAMENTOS MODIFICADORES DE HUESOS

Algunos medicamentos bifosfonatos y otros fármacos que se emplean para tratar la posible pérdida de hueso, pueden causar osteonecrosis de la mandíbula. Los síntomas suelen ser: dolor, inflamación e infección de la mandíbula, huesos expuestos o dientes flojos.

  • MEDICAMENTOS PARA EL DOLOR

Algunos fármacos para el dolor pueden ocasionar sequedad bucal.

¿CÓMO EVITAR O TRATAR ESTOS EFECTOS SECUNDARIOS?

  • FASE PREVIA AL TRATAMIENTO ONCOLÓGICO:
  1. Realizar un estudio completo de la boca y los dientes para detectar y tratar a tiempo problemas bucales que se podrían agravar con el tratamiento contra el cáncer. Hay que informar a su dentista sobre la enfermedad y el tipo de tratamiento que se realizará.
  2. Tratar las caries y realizar las restauraciones de piezas pertinentes.
  3. Tratar las posibles enfermedades periodontales (en las encías), si se tienen.
  4. Realizar una higiene dental profesional.
  • DURANTE EL TRATAMIENTO ONCOLÓGICO:
  1. Realizar controles periódicos y un seguimiento de posibles señales de alerta de complicaciones.
  2. Beber mucha agua para combatir la sequedad bucal.
  3. Cuidar la alimentación.
  • DESPUÉS DEL TRATAMIENTO ONCOLÓGICO:
  1. Hacer revisiones periódicas para asegurar que la salud bucodental es correcta y no aparecen problemas tiempos después.
Lee también:  7 tips para proteger tus dientes durante el verano

ESPECIAL ATENCIÓN A LA HIGIENE BUCAL:

Con tratamientos oncológicos como la quimioterapia, uno de los cambios que se producen es en la flora bacteriana oral pudiendo ocasionar mucositis oral, caries, etc. Es por eso por lo que recomendamos:

  • Cepillarse los dientes y la lengua después de cada comida.
  • Utilizar el hilo dental o los cepillos interproximales pertinentes, si la encía no está inflamada.
  • Enjuagar agua frecuentemente para combatir la sequedad bucal.

CONSEJOS A TENER EN CUENTA:

El Instituto Nacional del Cáncer (Instituto de Salud de los EE. UU.) recomienda:

  • Con la sensibilidad y los cambios del cuerpo, utilizar un cepillo con filamentos de nylon suaves.
  • Asegurarse de limpiar bien las encías.
  • Si las encías están muy sensibles y frágiles, enjuagar el cepillo de dientes en agua caliente cada 15 o 30 segundos en el cepillado para suavizarlo y evitar cortes o daño a las encías.
  • Enjuagar con agua o solución salina 3 o 4 golpes durante el cepillado para eliminar la placa que se puede soltar durante el cepillado.
  • Evitar colutorios con alcohol.
  • Escoger una pasta con sabor neutro. Los saborizantes pueden irritar la mucosa bucal.
  • Dejar secar el cepillo al aire.
  • Cambiar el cepillo cada 3 meses o cuando ya muestre signos de desgaste.
  • Utilizar el hilo dental de forma que no dañe las encías.
  • Si se utiliza dentadura postiza, limpiarla con un cepillo especial y enjuagarla bien después de cada comida.
  • Si las encías hacen daño o sangran durante el cepillado o la limpieza con hilo dental, consultar con el dentista de confianza.
  • Mantener la boca y los labios hidratados y húmedos.
  • Consultar al dentista si hay dudas sobre cómo realizar la higiene bucal correctamente.
Lee también:  Consejos para un Halloween sano