La ortodoncia invisible o también conocida como Invisalign, consiste en unas férulas transparente que permiten corregir los dientes. Cada una de las férulas utilizadas durante el tratamiento va orientada a corregir los diferentes problemas existentes. Es necesario el cambio de férula cada dos semanas aproximadamente para ir ajustándose a la evolución de los dientes.

Brackets de Damon

La novedad de los últimos tiempos están siendo, en este sector, los brackets de Damon, unos brackets que tienen la peculiaridad de no ofrecer fricción al arco que va a mover o dirigir los dientes, por lo que el movimiento de estos será mucho más fisiológico y armónico. Además de agilar los tratamientos, es la técnica que más utilizamos en  la actualidad.